STORYTELLING EN LA FORMACIÓN E-LEARNING

EL STORYTELLING EN LA FORMACIÓN E-LEARNING: UN EFICAZ RECURSO PARA ALCANZAR EL ÉXITO EN LA TRANSMISIÓN DEL CONOCIMIENTO

eLearning

Cuando queremos contar algo a alguien, hacerlo a través de una historia o anécdota es una fórmula extraordinariamente eficaz para retener la información.

El arte de contar historias

La transmisión de la información sólo resulta efectiva si somos capaces de despertar interés y provocar algún tipo de emoción en quien la recibe. El buen comunicador lo sabe. Y sabe que, para conseguirlo, no hay nada mejor que hacerlo a través de un buen relato. Porque a todos nos encanta que nos cuenten una historia bien contada, que nos emocione y consiga mantenernos atentos hasta descubrir el final. 

El storytelling, arte de contar historias, nace con la propia intuición de los seres humanos por comunicarse con sus congéneres. Ya en la Edad Media, en un entorno en el que la población es mayoritariamente analfabeta y los escasos libros que hay son patrimonio de unos pocos, los trovadores narran con música y poesía todo aquello que acontece en ese momento y es digno de ser contado. 

Sin duda alguna, muchos de nuestros primeros recuerdos se remontan a los cuentos y anécdotas de nuestros mayores que, hoy, seguimos recordando. Y el éxito de muchísimas publicaciones y programas dedicados a la divulgación basan su discurso sobre el relato de situaciones memorables.

En el mundo de la educación, el storytelling es una técnica bien conocida. Un recurso que muchos docentes utilizan habitualmente. Su aplicación parte del principio fundamental de que, más allá del propio contenido, lo más importante es la forma en cómo es transmitido por el experto y recibido por los alumnos.

Esta técnica educativa utiliza la narración para crear un espacio en el que el estudiante pueda ver reflejada su propia experiencia y, dejándose llevar por esta emoción, abra su interés y atención por lo que se está contando. Por ello, el storytelling puede convertirse en una eficaz propuesta de valor a la hora de alcanzar el principal objetivo en el aula: que el estudiante consiga y retenga el conocimiento.

STORYTELLING EN LA FORMACIÓN E-LEARNING
La magia del storytelling

Cuando hablamos de storytelling en la educación, no se trata de crear grandes historias ni tramas complicadas. Es cierto que para cada caso habrá que elegir la solución más adecuada. Pero una buena opción es siempre huir de la complejidad, optar por la sencillez y la claridad e incluir, por descontado, el ingrediente imprescindible: la emoción.

Analicémos el concepto de una historia que nos atrape a través de un ejemplo que de entrada nos puede sorprender, pero que sin duda contiene la esencia de esta técnica: el chiste.

De los múltiples tipos de relato que conocemos, estas pequeñas historias consiguen, a través de la elección del tono –tipo de humor–, la construcción de los personajes frente a una situación y su arco dramático –evolución y transformación–, y el manejo del tiempo narrativo –presentación, nudo y desenlace–, captar nuestra atención, hacernos reír,  comprender el contenido y recordar su mensaje y/o moraleja. 

Una narración corta, con una sencilla estructura que, a través de una situación cómica y un desenlace inesperado, puede llevarnos a una reflexión ética, moral o simplemente una lección de vida.

Es cierto que para muchas personas esa doble lectura puede pasar desapercibida. Pero, también es cierto que, transmitida con la habilidad adecuada en el entorno adecuado, puede conseguir que muchas otras, a las que esa información y reflexión, comunicada de “forma académica”, les resultaría poco atractiva, gracias a este modelo la retengan en su memoria e incorporen a su conocimiento.

Pero vayamos un poco más allá. Veamos el ejemplo de los conferenciantes de las charlas del TED, expertos en una y otra materia que, sin duda, podemos definir como los grandes storytellers de nuestra época. 

Cuando vemos y oímos a estos “nuevos trovadores siglo XXI” es fácil ver cómo, con mayor o menor intención, adaptan y hacen suya la estructura utilizada desde hace tiempo por los grandes monologuistas de la comedia, que a través de sucesivas escenas, navegando entre acontecimientos, conflictos y/o descubrimientos, nos entregan desde esa experiencia novelada una información relevante. 

En resumen, modelos con tiempo narrativo, arco dramático y tono que nos hacen recordar lo que hemos visto y oído, entenderlo con facilidad e incorporar, a partir de ese momento, esos datos en nuestra memoria. 

Todos ellos son pequeños ejemplos de lo que podemos hacer contando historias que generan emoción y atrapan nuestra atención. El mundo del storytelling es inmenso. Y, en definitiva, esta es su magia. Su aplicación en nuestros cursos de e-learning, cuando el contenido lo aconseje, puede ayudar a nuestros alumnos a formarse mejor y disfrutar del proceso de aprendizaje.

STORYTELLING EN LA FORMACIÓN E-LEARNING
La narrativa digital en el aula virtual

No hay duda de que el storytelling integrado adecuadamente en la formación e-learning, puede ser una poderosa herramienta de motivación. Veamos cómo hacerlo. 

Cuando queremos enseñar, por ejemplo, cómo aplicar en un trabajo un determinado proceso y los recursos para realizarlo, evidentemente, podemos redactar un buen contenido teórico y entregarlo a los alumnos para que lo lean y lo memoricen, y lo tengan preparado para su aplicación en un futuro caso real. Un sistema perfectamente válido. 

Pero, como decimos, existen otras posibilidades. Podríamos también mostrar ese conocimiento a través de la experiencia de unos personajes de ficción, que realizan esa tarea de manera práctica, enfrentándose a problemas reales y descubriendo soluciones concretas. Un discurso en forma de relato que, muy probablemente, conseguirá que los alumnos lo entiendan y recuerden mucho mejor. Porque la mayoría solemos tener más facilidad para recordar historias que para memorizar única y exclusivamente datos.

Un ejemplo: aquella excelente serie de animación de la televisión francesa de los años 80, “Érase una vez... El hombre (Il était une fois... l'Homme)”. Un magnífico material docente, dirigido a los más pequeños de la casa para enseñarles a descubrir el origen del hombre y los grandes acontecimientos de nuestra historia, con un formato ameno y cercano y no por ello menos riguroso. 

Más allá de la información académica contada en tercera persona, lo que se cuenta en la serie de televisión viene de la mano de su protagonista, el simpático y entrañable Maestro inventor Pedro (Pierre) y de la del resto de personajes, el Gordo (le Gros), Flor (Pierrette), Pedrito (Pierrot), Florcita (Petite Pierrette) y el Gordo pequeño (Petit Gros). Paso a paso, capítulo a capítulo, integrados de forma activa en cada una de las tramas, ellos son los que nos van descubriendo lo que se supone debemos aprender.

Con la estructura de un cuento y en formato de dibujo animado vamos asimilando, a esa temprana edad, todo lo que cuando lleguemos a adultos agradeceremos infinitamente porque nos lo enseñaron bien. Porque nos divertimos aprendiendo.

Grandes divulgadores como Carl Sagan, David Attenborough, Eduard Punset o Jacques Cousteau, a través de múltiples historias nos han enseñado ciencia y naturaleza. Ahí está el ejemplo de nuestro Félix Rodríguez de la Fuente y sus lobos, a los que puso nombre, Sibila y Remo, y a los que seguía atentamente con su cámara en su devenir cotidiano, mostrándonos a través de su relato sus hábitos y entorno natural en el que vivían.

Todas estas narraciones han quedado en nuestra memoria. Y aunque con el tiempo no nos acordemos de muchos datos y detalles, lo que siempre seguimos recordando es el camino para buscarlos y encontrarlos. Y es porque en su día la información la recibimos a través de emocionantes historias y eso es lo que perdura en nuestro recuerdo. 

Aprender es una tarea que comporta esfuerzo. A veces resulta difícil y nos cuesta. Facilitar este proceso propicia que todo sea más sencillo. Y por lo tanto, conseguir que el objetivo educativo sea mucho más eficaz. O, dicho de otro modo, aquel viejo adagio de otras épocas, “la letra con sangre entra”, hoy más que nunca no tiene ningún sentido. Sin duda alguna, “la letra con emoción entra muchísimo mejor”. Y la técnica del storytelling, en muchos casos, es un excelente camino para conseguirlo.

Conclusiones

Necesitamos conectar con los participantes de nuestros programas de formación, conseguir su atención y provocar su interés. Y necesitamos saber cómo hacerlo, para evitar aquello que no podemos permitirnos: que abandonen el curso. 

Por ello conviene recordar:

  • Cuando intentamos comunicarnos con alguien, la recepción del mensaje sólo resulta efectiva si somos capaces de despertar emoción e interés en aquellas personas a las que nos dirigimos. 
  • Hacerlo a través de una historia o anécdota, recreando una situación memorable, es una fórmula extraordinariamente eficaz que nos permite mejorar la comprensión de lo que pretendemos contar y hacer perdurar su recuerdo.
  • Si estás pensando en un nuevo curso e-learning para la formación continuada de tu empresa u organización no olvides que, muy probablemente, una correcta aplicación de la técnica del storytelling podría ayudarte.

Magí del Campo

Magí es coordinador de formación, formador, diseñador y productor audiovisual. Es socio y responsable del área de formación de Futura Training & Consulting, empresa de contenidos docentes de Opentrends. Además, trabaja en proyectos para la transformación y adecuación de contenidos corporativos, técnicos y tecnológicos a un lenguaje atractivo, fácil y directo para el usuario.