Ayudando a lograr un futuro energéticamente eficiente

Ayudando a lograr un futuro energéticamente eficiente

Tecnología

El pasado abril, el IPCC -el panel de especialistas en cambio climático ligado a la ONU- presentó su informe sobre cómo mitigar el cambio climático tras años de trabajo. Para no sobrepasar los 1,5 ºC es necesario que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero alcancen su punto máximo antes de 2025 como muy tarde, es decir, en apenas tres años. 

Además, debe haber una reducción del 43% de las emisiones para 2030. Esto implica, en la práctica, una reducción para 2050 respecto a 2019 del 95% en el consumo de carbón, del 60% en el petróleo y del 45 % en el gas. Para estabilizar la temperatura en 1,5 ºC es necesario alcanzar emisiones netas de CO2 a principios de la década de 2050.

Resultados informe

Con este informe, los gobiernos tienen una hoja de ruta hacia el cero neto, en un momento en que primero la pandemia de coronavirus y ahora la crisis de Ucrania han trastornado las prioridades geopolíticas. Es cuestión de tiempo que la fiscalidad del carbono y las emisiones net zero sean normativas y es más que evidente que los distintos gobiernos están avanzando en esta materia de forma muy acelerada.

El informe es optimista con las nuevas tecnologías:

“Las tecnologías digitales pueden contribuir a la mitigación del cambio climático y al logro de varios ODS”. Se indica el informe de IPCC. “Por ejemplo, los sensores, el Internet de las cosas, la robótica y la inteligencia artificial pueden mejorar la gestión de la energía en todos los sectores, aumentar la eficiencia energética y promover la adopción de muchas tecnologías de bajas emisiones, incluida la energía renovable descentralizada, al mismo tiempo que crean oportunidades económicas“.

Pero no es un tecno-optimismo iluso, pues señala asimismo los riesgos de la tecnología mal gestionada:

“Algunos de estos logros en la mitigación del cambio climático pueden reducirse con el crecimiento de la demanda de bienes y servicios debido al uso de dispositivos digitales”. Añade, además, que: “La digitalización puede implicar desajustes en varios ODS, por ejemplo, el aumento de los desechos electrónicos, los impactos negativos en los mercados laborales y la exacerbación de la brecha digital existente. La tecnología digital respalda la descarbonización solo si se gestiona adecuadamente”.

El papel de las organizaciones

A nivel empresarial, las organizaciones tienen un papel fundamental. Los líderes empresariales en cualquier sector deberán priorizar en su agenda los esfuerzos de transformación climática de sus propias organizaciones, involucrar a sus empleados en acciones de impacto positivo, favorecer que las organizaciones en su cadena de suministro tomen medidas para combatir el cambio climático y colaborar e innovar con otras organizaciones y con la administración pública sobre soluciones de sostenibilidad.

Más información

Te explicamos más en ”La contribución de las empresas al medio ambiente”, para profundizar sobre el papel de las organizaciones en la transformación climática. Y, para comprender cuál es su huella de carbono, te recomendamos leer “Los 3 tipos de emisiones”. Si deseas iniciar tu transformación a una Green Tech Company, contáctanos.

Martí Fàbrega

Martí es Consultor de Transformación Digital y Senior Manager de Desarrollo de Negocio en Opentrends. Su propósito es transformar la tecnología en valor de negocio para sus clientes, poniendo el mayor foco posible en la innovación.